Estimulación Temprana

Trabajamos con aprendizajes tempranos, donde el Centro cuenta con un programa muy específico para cada edad y etapa evolutiva de los niñ@s, contando con los materiales necesarios para ello.

Creamos un ambiente rico en estímulos visuales, auditivos, táctiles, motrices, lingüísticos y manuales. Todo ello rodeado de una esfera de autoconfianza y desarrollo afectivo.

En La Clementina somos conscientes que los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo de una persona, por eso la Estimulación Temprana de los alumn@s es una parte importante dentro de nuestra metodología pedagógica, ya que queremos ofrecer lo mejor para su crecimiento.

Desde el primer momento, los niñ@s reciben estímulos externos a través de sus sentidos, es por ello que el entorno y las personas que les rodean son muy influyentes en su evolución a la hora de ayudarles y motivarles para explorar, adquirir destrezas y potenciar sus capacidades a través de actividades como el juego, ejercicios, técnicas…

Les ofreceremos un ambiente propicio, rodeados de un personal y un grupo de compañer@s que les generará entorno enriquecedor, ya que estamos convencidos que pasándolo bien mientras desarrollan todo su potencial, les permitirá una mejor adaptación, sentirse más seguros de sí mismos, establecer lazos afectivos y que sus progresos en su aprendizaje puedan realizarlos más fácilmente.

En “La Clementina” diferenciamos 3 Áreas que consideramos imprescindible trabajarlas a la hora de cubrir todas las necesidades que requiere una correcta atención a la Estimulación Temprana del menor:

– Estimulación sensorial: los niñ@s a través de sus cinco sentidos recibirán una amplia y diversa variedad de estímulos que tienen a su alrededor (colores, olores, texturas, sonidos…), nuestra misión será acompañarles en su descubrimiento e identificación para que aparte de sorprenderse, disfruten compartiéndolos con sus compañer@s y sus “Seños”, eso les motivará a querer continuar dando rienda suelta a su curiosidad.

– Estimulación motora: a través del movimiento del cuerpo (a los bebés se les estimula con movimientos adecuados a su edad) y conforme van creciendo, ellos mismos van a moverse de diferentes formas aprendiendo a controlar su propio cuerpo, a desplazarse en pequeños espacios y a mover objetos (con paciencia, cariño y experiencia, les ayudaremos a superar cada etapa celebrando cada progreso para que se sientan reforzados y motivados).

– Programa de Inteligencia (Bits): es un método didáctico que utilizaremos con fichas pedagógicas e imágenes que nos permitirán que el alumn@ interiorice de una forma instintiva y sencilla aquellos conceptos que consideremos importantes. Todo irá encaminado a obtener una mejora en su atención, a desarrollar su memoria y a propiciar un aprendizaje más completo.

“La clave del éxito y la felicidad del futuro puede que residan en los primeros años de vida”.

Si el niñ@ recibe cariño desde su nacimiento, aprende a superar sus emociones y frustraciones (cuando le cueste incorporarse, estabilizarse, caminar, desplazar cosas…), a ser creativo, paciente, sociable, autónomo, respetuoso, habrá dado los primeros pasos que serán los más firmes de su camino.